Poeta del Silencio

ROMANCE

En aquella mirada lunar ha llegado la primavera,

desconozco equinoccios, inviernos y abriles,

marchitas fechas de mi, las cifras no existen,

ahora menos, he perdido el rayo del sol

se filtran por mis cristales la luz que irradia tu mirada.

 

Todo empezó sin darnos cuenta,

sin mirar atrás, sin perseguir lo que vendría,

no debe acabar desde el instante en que empezó,

jamás quise olvidar que las rosas espinan en las manos,

el amor nos hiere y cuando duele nos enseña amar.

 

Cuando quieran las horas secuestrarnos,

hemos escapado entre infinidades de espacios

que jamás limitan la duración de nuestro amor,

cuando quieran las orugas volar,

hemos recorrido sin alas los mares,

los mas secretos que parecen inéditos

ocultan las profundidades,

descubrimos los misterios porque vivimos inspirados.

 

Ya no somos pasajeros comunes,

viajeros insaciables que recorren escenas de sutileza,

delicadeza como quien toma el romance con las manos,

ensenadas de fondo azul, el cerco que inventamos una vez,

libertad es amar sin limitar el sentimiento,

somos tan libres que el viento nos tiene envidia en su recorrido,

calendarios rasgados, 

relojes sin números para olvidarnos del tiempo,

asedio al miedo, nos acechan los años

pero nunca muere el romance.

Comentarios5

  • Isis M

    Bello poema, querido amigo.
    Imposible que un romántico poema quede encerrado entre el pecho y esas ganas de revelar todo el sentimiento.
    Un gusto singular en poder leerle.
    Abrazos y dulces sueños para usted.

  • nelly h

    El amor vivido con plenitud sin tiempo y con la libertad de los sentimientos son el canto celestial del mas bello romance !
    Exquisito !

    Saludos

  • Edmundo Rodriguez

    Querido Amigo ,
    El romance bello fruto del amor .
    Un gran Abrazo .

  • alicia perez hernandez

    Hermosos de bellos versos
    muy románticos en su belleza
    abrazos con saludos

  • Cristina Henao

    "...no debe acabar desde el instante en que empezó" Genial.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.