Leidy L. De La Rosa M.

Futuro incierto

Hoy la música dejó de sonar, 

la sinfonía quedó inconclusa, 

con silencio en calderón y sin final. 

 

Necesito dibujar una figura melodiosa 

blancas, corcheas y una gran redonda 

ritmos y música estruendosa 

una obra majestuosa. 

 

¿Será muy larga la espera? 

¿Habrá valido la pena? 

Espero una nueva primavera. 

 

Me propuse conquistar nuevos acordes, 

y nunca fui buena en armonía. 

¿Por qué nunca dura tanto la alegría? 

 

Mis huesos arden, mi cabeza punza, 

mi cuerpo cae, la temperatura sube. 

 

Tú al otro lado del teléfono, inocente de todo. 

Y tú al otro lado de la pantalla haciéndome sentir vulnerable. 

Tú que lo sabes todo 

y tú que no sabes nada. 

 

Justo en este preciso instante (ni un segundo menos, pero tal vez sí muchos más) 

necesito letras, necesito notas, 

necesito más, necesito mucho más. 

 

dom 9 de abr, 7:46 pm

Comentarios1

  • Poeta del Silencio

    Dejar que el alma hable es dejar que el arte se apodere de los versos, fuiste artista tallando un hermoso poema al dejarlo en este maravilloso espacio.

    • Leidy L. De La Rosa M.

      Totalmente de acuerdo. La poesía es arte, lo que convierte al poeta en "un pequeño dios".
      Muchas gracias, poeta. Saludos.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.