FERABIT

A HOMBRE Y ARTISTA

 

 

 

 

 

 

 

 La tarde alegra, el día sin precipicio,

Se llena el Coso en la gran gradería,

Entre Sol y Sombras está el bullicio.

 

Se abrió la puerta de toriles, una espera,

En el centro con Capote  espera valiente

El  hombre  que  se  juega  más que  vida,

 el honor y la sapiencia en puñados en derrote.

 

Pasan  los  filosos  por  pulgadas  rozando,

El  pecho  de  arrojo  lo  espera en el centro

El gentío grita  "oles"  a la suerte del engaño,

Se enfrenta hombre y bestia en arena y coso.

 

Será   el  tercio  primero   y  sale  el  caballo,

Confronta  el  picador  arremetida  de  golpe

Con  larga  lanza  le espera desde el costado

Y  la firmeza de un brazo da la puya certera.

 

Corre la sangre  y le bajan poco los aires,

Al  toro que sigue encastado sin renuncia,

Sin cobardía insiste en atacar al picador,

Y el tercio cambia, una trompeta lo anuncia.

 

Serán tres pares certeros cerca del morro,

Seis aguijones menores serán más su purga,

A la fuerza, más la casta y bravía no se rompen

 No rehúye el toril al tercer tercio, de capa.

 

Trizte la  suerte  del matador si lo engancha, 

con los pitones que se clavan en blandas carnes,

Y se desgarra el traje de luces y se mancha

Con la sangre de un hombre valiente de Galapagar.

 

Se agritan más oles a mano  de naturales,

Con la diestra algunos pases acepta el toro,

Con los pies muy juntos  y firme  la muleta

En un puño que en un hilo  la vida ya sostiene.

 

Toca en el gradería la banda un paso doble,

Se viene el burel tras dos engaños perfectos,

Se da media vuelta y al completar el tercero,

Se detiene mirando al hombre que no da paso.

 

Avanza y en el graderío se escucha un ¡Ahhhhhh!

Es levantado en lo alto desde la ingle aguijonada,

Y una segunda vez el piton izquierdo lo hiere màs

al aire cuando aún su cuerpo no rodaba por la arena.

 

 

Van al quite los subalternos, y entran los monosabios,

Entran al ruedo el amigo y toreros al pronto auxilio

corre su  sangre y  "Calma"Calma"hablan sus labios

Corren el miedo y la prisa a la enfermería va  herido.

 

Pon "Prado" el puño entero en ese ahujero desgarrador,

Por eso te nombran "Prado", tu sangre verde de vida.

Empuña fuerte sobre la herida y corre y siente el calor,

Del hombre que se aferra a la vida, van a la  enfermería.

 

Entran al quite la ciencia y la mano de Dios,

Y Nuestra Guadalupana que vela tu corazón.

 

Los ruegos y rezos se escuchan desde el ruedo,

En vela tu gente y tu familia suplican tu salvación

Son horas de angustia y espera,vamos torero grande

Te hare esta tarde el quite a la muerte con mi oración,

Sálvalo Dios mío de la operaciòn, que salga en hombros.

 

Que triunfe su fuerza y  también su tezòn

Que la salud le inunde todas  sus venas y pecho,

 para que vuelvas  Maestro, andar a pie y en razòn

Y enfrentes la vida pues a ella tienes derecho.

 

 

 

"PRADO" Es el apellido paterno del subalterno que empuño su mano para taponear la herida de Josè Tomas y evitar que sangrarà en demasìa, y fue su Puño y la ciencia, instrumentos de Dios.

.

 

Comentarios3

  • Mayra Garcia

    Gracias a Dios, salvó la vida, máxime si es una vida dedicada a favor de los niños, aunque no me gustan para nada las corridas de Toros amigo...AYYY, te leía y me dolía la piel, por el hombre y por el toro...
    Pero lo importante es que está vivo, y seguirá haciendo el bien, tan necesario.

    Hermoso poema homenaje a tu amigo.

    Mis saludos

  • Libra *M*


    Veo que te gusta José Tomás , lo reconocí en la foto de la ilustración. No soy amante de los toros pero he de reconocer que es el mejor en estos momentos, demasiado arriesgo en su toreo.

    Tu poema es de un gran trabajo, narrando con tanta precisión la corrida. Mis felicitaciones Fer.

    Petonets,

    Dolors

  • Elo

    Mi querido Fer, es muy bello tu poema dedicado a un hombre de mucha valentía, pues el enfrentarse a un toro es muy peligroso, yo no soy afecta a las corridas de toro, pero si se reconocer que quien se enfrenta a uno es muy valiente...Felicitaciones y mi admiración a ti mi poeta, te quedó muy bien...

    Un beso.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.