ADANS BECMAN

ABUELA. A mi abuela Corpus.

Cuanto dolor en el alma

cuanto sufrimiento te has llevado

calle arriba, calle abajo

largo es el día, como cansa

 

con un  ¡ ay ! en la garganta

y el corazón atravesado

tu manita en el vientre

donde el dolor abrasa

 

cuantas veces a la muerte has buscado

para quitar el ansia

cuanta pobreza has pasado

en esta larga estancia

 

pena daba contemplar el cuadro

calle arriba, calle abajo

descansa, ya has parado

tu dolor se ha ido

 

maldigo al enemigo

que tanto daño te ha hecho

seguro que un día 

el dolor de dentro

se vuelva alegría

 

yo te recuerdo desde niño, abuela

y no puedo olvidarte

de esta triste escena

yo conservo una parte

 

y comparto, por desgracia

el mismo dolor que tú

sé lo que sentías

hoy lo siento yo

 

maldita enfermedad

que nos atropella en el camino

solo para sufrir, ¿ Vale la pena vivir ?

¡ si ! si Dios está conmigo

 

yo te digo amigo desde aquí

que nadie mas ha sufrido

yo que la conocí

le mando un beso y una rosa 

 

bendita, bendita es

sin apenas pan en la boca

quien se queja de dolor

y no se vuelve loca

 

Bendito Dios, llámala

en la resurrección, que ella

deseosa está, de poder contestar

y vivir una vida mejor.  

Abuela, yo te presto mi corazón.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.