Marvin Ramirez

Hasta La Última Rosa

Han pasado años desde tu partida.
Hace tiempo que dejaste de hacer mía.
Hasta este momento no puedo pronunciar tu nombre.
Me muerdo los labios por gritar tu nombre.
Nadie sabe que yo existo.
Tus deseos son órdenes para mí.

Nadie sabe que fui feliz entre tus brazos.
Que suspiró tu nombre cada noche.
Que en tu mirada esta mi universo.
Mi corazón palpita al sonido de tu voz.
Tu risa es el sonido del mundo entero.

El hombre que tu conociste entre tus brazos, murió.
No tengo fondos para seguir pagando por una sonrisa.
Estoy en banca rota.
Vendí todo lo que tengo, todo lo que fui, quede en la calle.
Vagabundo, náufrago en este mundo sin ti.
Tu eres mi todo, mi vida más tu ya no estas.

Ignoro cuántos días me quedan.
Ya no tengo lágrimas ni sollozos.
Solo un hueco, un vacío queda.
Cuándo sopla el viento y pasa por ese vacío
Escucho tú nombre.
Moriré yo antes que la última rosa marchite.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.