Armando Cano

ME ENCANTA, ME ENCANTA

Tus uno cuarenta y ocho de estatura

es todo lo que necesito 

para quedarme aquí.

Para estar seguro, para ser feliz.

Ahí se encierran tus hermosos ojos,

tus blancas uñas, 

tu suave pelo y tu dulce voz.

Tus delgados dedos acarician mi pelo,

mientras tus risas alegran mi amor.

Tu delgado tobillo me tiene impresionado

y no quiero ir a ningún lado 

si no vas junto a mí.

El tono de tu piel cacao me encanta, 

me encanta,

y tus carnosos labios no me canso de mirar.

Quisiera que me tocara ser 

el dueño de tu vida.

Pero tú eres tan sólo una chiquilla 

y aun no sabes amar.

 

 

© Armando Cano.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.