Hugo Blair M.

AGONIA

 

El corazón que en su final no siente,

será interludio de un final sin trama,

habrá perdido ya toda su flama,

y nunca más aquí estará presente.

 

Serán turbios escombros de la mente,

entre ateridas sombras del olvido,

que llevan el secreto incomprendido

de lo que nosotros somos realmente.

 

No late el corazón, se hiela el alma,

ya no brota ni clama este torrente,

ya no hierve la sangre intensamente

que por la piel ansiosa se derrama.

 

No corre, la púrpura entre las venas,

¡qué bello color tenia allí mi sangre!

fue intenso el tinte donde aquel desangre,

tiño de rojo, y rompió cadenas.

 

 

Hugo Blair M.

Todos los derechos reservados©

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Muy bello y hermoso su poema amigo Hugo
    Un placer su lectura
    Críspulo

  • Thenamora

    Fresco, tenue como coloridas pincelas, hermoso, fue un placer pasar a leerte querido amigo y poeta, Saludos coordiales.
    Thenamora.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.