Mina de Villasandino

Mirada

 

 

Los amorosos callan.

El amor es el silencio más fino,

el más tembloroso, el más insoportable.

Los amorosos buscan,

los amorosos son los que abandonan,

son los que cambian, los que olvidan.

Su corazón les dice que nunca han de encontrar,

no encuentran, buscan.

Jaime Sabines.

 

Como una flor de primavera con todo su esplendor

llegas otra vez a mi vida llenándola de fragancia y color,

me haces soñar con tus historias de niño,

me ilusiono y creo otra vez en vos, cariño.

 

Escuchamos juntos a Bach, Chopin y a Liszt,

vemos juntos el jardín de la noche con sus primorosas flores,

me abrazas mientras me explicas que esas dos luces junto a la luna llena

son Júpiter y Spica, yo sorprendida te abrazo y te beso.

 

Sos un ser delicado, mimado, caprichoso

me revolcas inesperadamente y con fuerza en tus llegadas,

y así como llegas sin esperarte te alejas poco a poco

y te vas sin decirme adiós.

 

No me importa ya !  Por qué siempre haces lo mismo

sólo que cada vez venís con una mascara distinta,

pero tus ojos, esos son los mismos, los de siempre

 los reconozco porque nadie me mira como vos.

 

Guillermina Ramìrez

Comentarios1

  • Inexistente

    Me gustan tus versos amorosos... llenos del esplendor de ese amor prendido.
    Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.