Vito_Angeli

Un mensajero del amor



Un día, de la nada, se poso un pajarito en mis hombros:

tenía todos los colores que un ángel podría imaginarse.

Era chiquitito como un puñado de soles entre las manos;

bailaba al escuchar el silbido del viento enamorándose;

me hacía caricias de caramelo con su alita de porcelana.

Había viajado tanto que tenía algo para decirme primero;

venía cual mensajero de un lejano reino para estar aquí:

el mensaje era de mi amada diciéndome nada cambiaría

por verme un par de segundos para alimentar su corazón.

En contestación, le envié a mi amor otro mensaje secreto:

en él decía que no importa el tiempo ni la distancia larga

porque siempre te tengo presente y nunca la voy a dejar.

Comentarios3

  • Lita_81

    Bella inspiración estimado Vito
    Han reflejado los versos una hermosa sincronía de fantasía y sentimientos auténticos y profundos.
    Hermosa inspiración aunque el video restringido pero la elección bella.
    Saludos

  • Sophia Sea

    Sweet...!!

  • yosoyelquesoysiempre

    Un mensajero del amor

    Vito, muy bellos tus versos.

    Era chiquitito como un puñado de soles entre las manos;

    bailaba al escuchar el silbido del viento enamorándose;

    me hacía caricias de caramelo con su alita de porcelana.

    Había viajado tanto que tenía algo para decirme primero;

    venía cual mensajero de un lejano reino para estar aquí:

    el mensaje era de mi amada diciéndome nada cambiaría

    por verme un par de segundos para alimentar su corazón.

    Hay tanto amor y ternura en cada palabra. Aparte de que sabes imprimirle esa deliciosa eufonía, que le añade tan agradable musicalidad.

    Enhorabuena.

    Hermano de letras.

    Tu amigo eterno.

    Jaime Ignacio Jaramillo Corrales
    Condorandino.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.