raul alfredo

Las Ganas Siempre...

La luna refleja la noche,

tú, dibujas mis sueños,

abrazas suspiros,

y construyes...

palacios de ensueños;

 el amanecer es ansia,

tu mirada la calma,

tus labios el infierno

y el deseo de tu cuerpo

delirio;

 pasan días, talvez pasen años,

Y puede pasar la vida,

lo que no pasa,

son las ganas

de ahogarme en tus besos,

fundir tu piel con mi piel

y dormir a tu lado.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.