poetryman

MONEDA

Eva pario a Caín y la muerte vino
invitada de honor de su mano,
¡suculento primer despojo!
Y Caín tuvo miedo de ser asesinado
y pidió una marca y le fue dado
  tatuaje en la frente,
para preservarle la vida,
desde entonces tenemos Caínes
que matan a los Abeles
y buscan al dios de turno
que los tatúe para tener impunidad
y les preserve la vida,
¿Habrá un día de la ira?
¿Lo verán mis ojos?
Eva parió a Set y el nombre de Dios
fue invocado,
Yo solo sé que unas veces soy Caín,
otras veces soy Abel...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.