Wellington Rigortmortiz

* La Pintura (La Obra Maestra Inconclusa)

Quise por primera vez en la vida,

después de varios otoños e inviernos

pintar mi alma, usar esa esencia mía

como lienzo, para sobre su mágica piel

plasmar algo más que solo sentimientos,

que solo cuestiones artísticas llenas

de varias técnicas, texturas y colores,

…pero, no fui capaz de hacerlo…

por primera vez en la vida

la inspiración amenazada se vio,

por primera vez en la vida,

mis sentimientos incapaces

fueron de plasmar sus mágicos

encantos de belleza exacta

a la percepción visual

de los sentidos y del ojo humano;

jamás para mí fue complicado

reproducir la belleza

de la naturaleza y de las cosas

en un papel, en un lienzo.

 

Quise por primera vez en la vida,

pintar mi alma,

usar esa esencia mía como lienzo,

…pero, no pude hacerlo…

mis sentimientos incapaces

fueron de plasmar alguna temática

sea realista, surrealista, barroca,

ni tan solo siquiera abstracta;

al cerrar mis ojos en profundo silencio

para poder pintar mi alma, no halle

una razón de vida que fuese solo mía,

que me permita entender

la razón de la misma, el por qué

aun sigo aquí solo reproduciendo

en papales y lienzos la belleza

de la naturaleza y de las cosas

explicando a través de mis pinturas

el arte de mis sentimientos,

mi percepción al respecto de todo

y de nada a la vez.

 

Carente de toda inspiración,

la imaginación me dibuja una idea

a manera de boceto en la mente,

en la misma, solo aparece

un plano tridimensional, pero

no es nada

con lo que yo pueda refutar

a esta maldita frustración,

a esta impotencia de no poder

plasmar en mi propia alma

la razón de mi vida,

aquello que me impulsa

a seguir existiendo, esas ideas

bocetadas imaginariamente

en mi cerebro, son solo

miles de magros recuerdos;

…es inútil continuar

con los ojos cerrados,

al abrirlos, entiendo

que solo pase mucho tiempo

pintando sobre el alma de los demás,

no tuvo, ni tendrá sentido jamás

todo aquel arte allí desperdiciado

si solo yo soy el único que los entiende,

…yo soy el creador, por eso siento

tratar de entender a Dios,

el entenderme a mí, y a los demás.

 

A mi imagen y semejanza

son todas las obras

de exquisito arte pictórico que matice

sobre el alma de los demás,

antes de iniciar mi laborioso trabajo,

tuve que limpiar y reconstruir

esos casi podridos lienzos

de cada ente en el cual

plasme la belleza de la naturaleza,

de las cosas, de las palabras,

de las caricias, de la verdad,

de los totales sentimientos;

…quise por primera vez en la vida,

pintar mi alma,

usar esa esencia mía como lienzo,

…pero, no fui capaz de hacerlo…

mis sentimientos

no pudieron plasmar

una razón de vida que fuese solo mía,

que me permita entender

la razón de la misma, el por qué

aun sigo aquí reproduciendo

en papales y lienzos la belleza

de la naturaleza, de las cosas,

también solo pase mucho tiempo

pintando sobre el alma de los demás

que me olvide de darle belleza,

virtuosidad y exactitud a la mía,

al final, no tuvo, ni tendrá sentido jamás

todo aquel arte allí desperdiciado

si solo yo soy el único que los entiende,

que los admira, los ama

y paradójicamente los aborrece.

 

*Anexo

 

…Por el momento

no puedo pintar mí alma, el lienzo

está lleno de demasiadas obras

ajenas a mi realidad, el lienzo esta sucio,

hay que limpiarlo; después de todo

la respuesta a la gran frustración

de no poder pintar

estuvo siempre a la vista de mi ser,

solo necesito un vaso de vodka,

escuchar un buen Rock and Roll

y descansar, he trabajado mucho

sin respiro alguno por largo tiempo…

Comentarios1

  • Anitaconejita

    No podrás saberlo hasta no terminar esa obra maestra que si bien es una causa de frustración también es un aliciente para cumplirlo y terminarlo, me gusta mucho como presentas tus pensamientos y como transmites los sentimientos dejando a flor de piel muchas sensaciones muy bien
    Abrazos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.