Adolfo Flores Facundo

En tus brazos

Las aguas de un río se desmayan

en la garganta de un sediento.

Y la lluvia se desprende de las nubes

y hace parir a la tierra

nueva vida o nueva muerte.

Y un suicida se lanza desde un último piso

desde un puente caído de Piura.

o desde el cielo de un esqueleto

Y las casas se desmoronan de tristeza

en la herida aun abierta.

Y qué hacemos, amor mío, si ya donamos

el corazón

y el mundo sigue cayendo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.