CarlosEnrique

Amarte cada mañana

El mundo gira, 

y cuando llega la mañana

con el canto de las aves,

un cielo azul como es nuestro amor

claro y puro. 

Al sentir los rayos del sol

al despertar

es sentir tu presencia

y en mis venas tu esencia

de mujer bonita.

Tu mirada y tu sonrisa

penetra en mi cuerpo

como tus besos que me tocan el alma.

Eres el oxígeno de mis pulmones,

eres la luz de este espacio que me ilumina,

eres la estrella entre las estrellas

que me hechiza con tus encantos de mujer, mi mujer.

Solo mi corazón esta hecho para ti

y para amarte con la pasión de fuego

 unificando nuestro cuerpo,

con la espada del guerrero 

desvainada en mis manos

escribiendo en tu pecho 

que te amo, vida mía.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.