argantonio

Un castellano leal

Anodado estoy después de haber leído,

este rosario de poemas de riguroso estilo,

lleré otro más popular, a ver si me espabílo,

no estaría triste si tanta monarquía y nobleza se hubiese ido.

 

Yo tengo cuatro apellidos de altísimo rango,

pero al registrarme en el juzgado lo convirtieron

en plebeyo, ahora no ando sobre el mármol t si por el fango,

de aquellas mis viejas glorias, no sé adonde fueron.

 

La aristocracia se destaca hasta después de muertos,

en las catedrales y en los conventos,

se cuentan mausoleos por cientos,

los privilegios hasta después de la muerte son ciertos,

creen los muy devotos que con donativos

se ganan el cielo

es fácil ser caritativos

cuando son otros los que varean los olivos.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.