Jose Mateos

Las 4 estaciones ( poema de un solo verso )

Bífida y seca,

tu lengua aparecía y desparecía en mi boca como parpadeos

yo jugaba a comprender con cada jadeo

el enigma de la primavera de tus labios

pero no me daba para entender aquellos jirones de frases

rotas por palabras ardientes como un verano sin viento

mientras te ahogabas con el peso de mi cuerpo

y al acabar siempre prometía no volver a tocar

aquella piel fría como un invierno, mentía

porque seguí descendiendo todo el año por tu vientre

para saciar mi sed en tu cálido otoño 

como un cervatillo sediento en mitad de una sequía.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.