Esteban Mario Couceyro

Sofía y la guerra

Sofía, se mira en el espejo

de enorme luna

enamorada de juventud

ansiosa por verlo

llegar.

 

 

Recorre los detalles

del rostro

que lo despidiera

hace ya un año

largo de tedio

asustada de dolor

temiendo

lo peor

el abandono

el irremediable olvido.

 

Hoy llegará

podrá abrazarlo

dar ese beso soñado

tantas veces deseado.

 

Hoy se encontrará

con él

no con el que fuera

será dura la mirada

perdida de horrores

de una guerra

que era de otros

una mirada vacía

de silencios

sin palabras

explosiones impensadas

de muertes para no morir.

 

Él llegará

ella deberá encontrarlo

construirlo

nuevamente con amor

sacarlo del dolor

hacer que le mire

como lo hacía

al irse

sabiendo que no regresará.

 

Hoy, Sofía

recibirá a otro

que deberá amar

como lo amaba a él.

 

Comentarios1

  • anbel

    Las circunstancias van cambiando a las personas aunque la esencia permanece y el buen amor termina por comprenderlo todo.Un abrazo mi buen poeta 😄

    • Esteban Mario Couceyro

      Si es así, pero el cambio siempre asusta y no siempre es mejorador.
      Vaya mi abrazo
      Esteban



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.