Henry Oquendo

DegradeĀ“ en la oscuridad

La luz encendida y un candelabro

la noche de verano y la luna

comprimido el universo incandecente

brillante lejania de un lado a otro

un cometa divagando estelar

el abrir y cerrar, humedos ojos

siempre morir despues de nacer

vertientes de colores, cielo nublado

propuestas indecentes, incandesentes

la labor de un mago supremo

la oscuridad al otro lado del deceo

fiel y enigmaticamente encantado

como el tiempo devorando todo

el silencio viajando al interior

la noche como mejor dia

pariendo un desangrado llanto

arrullando un delirante sueño

degrade´ negro comenzar-gris vivaz

la infinita vision con el fuego

caminando al vacio sin gravedad ni destino.

Comentarios1

  • MonoFloyd

    Desear y obtener gratiicantes respuestas en ese espacio imposible. Despertar y enfretnar esas sensaciones, duele, puedo dar prueba.

    • Henry Oquendo

      no las deceo amigo y que bueno tu afinidad no siempre sera asi.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.