Antonela Chiussi

Las Lagrimas

Infinitas.

No se acaban

No se secan

No se guardan

Ni resguardan

Se tragan

Se escupen

Se vomitan

Y a veces

se congelan

saladas

En medio

de la garganta

Anudando las cuerdas vocales

haciendo chillar el aire 

que entra y no sale

Sale y no entra

Entonces duele llorarlas

pero más

duele

no llorarlas.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.