Saúl Z.

Te confieso

Confieso, cariño,

que ya te quiero de un modo sin igual.

Confieso que me encanta estar contigo,

que disfruto inmensamente de tu lado caminar.

Disfruto las tardes platicando

de tantas cosas como nos es posible.

Confieso que disfruto inconfesablemente

ver tu cara de seriedad

con una sonrisa apenas perceptible.

Confieso, para que sepas,

que me encanta como no tienes idea,

la forma de tus labios,

tus grandes mejillas,

lo grueso y delineado de tus cejas.

Disfruto,

aunque no te lo haya dicho,

recostarme sobre tu hombro,

sentir tu suave tu respirar;

perderme en el olor de cuello,

viajar entre tus lunares,

jugar con tu pelo negro oscuridad.

Me encanta la calidez

que hay en tus abrazos;

ésa que aleja las penas,

los miedos, los fracasos.

Te confieso que podría dormir

tranquilamente recostado en tu pecho,

con el latir de tu corazón por música:

podría morirme entre tus brazos.

Podría morirme contigo, viendo las estrellas

en la inmensidad de la noche.

Podría pasármela contigo

en vela toda la madrugada.

Si fuera recorriendo el camino suave de tus piernas,

hasta tu delicado vientre,

abrazando tu cintura perfectamente curvada,

si fuera sintiendo el roce de tu piel

y en mis labios tu aliento:

yo ya no necesitaría más nada…

Te confieso que ahora me ataca la fatalidad del destino

y de perderte ya tengo un miedo desmesurado.

Te confieso que me falta algo cuando no te tengo,

que muero un poco cada segundo que no estás a mi lado…

Comentarios1

  • Joselin Guzman

    Wooooow, que hermoso. MUcho sentimiento en tus versos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.