Hija del mar

¡Cambia tú!

No delegues 

la responsabilidad 

del cambio

en algo ó alguien,

en una situación,

ó empresa, 

en el país,

ó en el universo...

 

Y mucho menos 

mantengas una actitud 

pasiva y conformista, 

porque todo 

puede cambiar...

 

Asume tu responsabilidad 

en el cambio que deseas,

dejando las culpas 

y las quejas,

adoptando 

una actitud proactiva,

constante, determinada 

y positiva...

 

¡Cambia tú!

¡Porque cuando tú cambias

todo cambia!

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.