Ilianet

Siempre seré tu necesidad.

Aquel día de otoño en que nos conocimos, sentados en una vieja banca del parque bañado por hojas caídas.

Yo leía un libro como de costumbre, tu mirabas el agua del lago temblar por la brisa del aire, aquel que despeinaba mi cabello dorado, dorado como el sol que calentaba la mañana, de pronto sin darnos cuenta cruzamos la mirada, sonreímos y nos dimos cuentas que allí estábamos, los dos, solo nos acompañaban los árboles que se balanceaban al compás del aire ...y tu mirada penetrante me hizo sonreír, me dijiste : Hola que tal...
Yo deteniendo el libro y sin apenas contemplar tu rostro conteste: hola ... me invitaste a un café y aunque moría de ganas por ir, dije: lo siento en otra ocasión, y guarde mi libro y salí caminando, tú con sonrisa pícara te acomodaste, cruzando tu pierna sobre la otra que aún descansaba sobre las hojas secas, sabías que moría por ir, sabías que solo una mirada bastaba, pero no te quedaste porque había una fuerza en tu interior que no permitía que dejaras ir aquella mujer de ojos miel, la seguiste y en la parada tranquila esperaba el próximo autobús, me tomaste de la mano suavemente y con dulce vos me dijiste....siempre seré tu necesidad... estabas seguro que yo aclamaría por ti desde ese día en el parque hasta el último de mis suspiros....
By IL....

Comentarios1

  • JAVIER SOLIS

    Una mirada, un ¡Hola! y el alma queda prendada aunque nos quedemos en la parada. Una mirada y la luz queda encendida.
    Muy lindo y tierno
    Con cariño
    JAVIER SOLÍS

    • Ilianet

      Mucha suerte gracias siempre por sus comentarios, llevo muchos años escribiendo pero nunca me había decidido hacerlos público y al ver las opiniones de personas como usted, no sabe cómo me ayuda a cada día seguir en lo que concidero ya una necesidad... mil gracias.... saludos cordiales

      • JAVIER SOLIS

        Gracias a ti por regalarnos tanta belleza siga escribiendo y deleitarnos con tus versos felicitaciones y ADELANTE
        Con mucho cariño
        JAVIER SOLÍS



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.