Negrabella

VOY A ESTAR AHÍ, PARA TI

 

Aunque mi corazón duela, mis manos cansadas y mi cuerpo viejo, ya no puedan, sostener tu bello rostro, estaré ahí para ti,

Aunque, me pese la vida, con mis ilusiones rotas, estaré ahí

Anuqué, se cierren mis ojos ya cansados de vivir, estaré ahí

Aunque se apague mi corazón por los amores gastados, estaré ahí,

Y mis fuerzas me abandonen en el transcurso de esta vida, estaré ahí

Aunque, la soledad me agobie y me impida restablecer mi espíritu, de mi existencia, estaré ahí,

Aunque la primavera se niegue a regar mi alma con su aroma y rozar mi rostro con su esplendor y belleza,  estaré ahí

Aunque mi amor no sea suficiente para calmar tu dolor, tu desilusión, estaré ahí

Aunque, me falte el aire que llene mis pulmones y me ahogue en un inmenso llanto desgarrando mi alma, por no ser suficiente para ti, estaré ahí.

 

Mi amado hijo, siempre estaré ahí para ti.

 

Te amo con todo lo que tengo, y no tengo, con todo lo que soy y no soy, con toda esta existencia corta y larga a la vez, con todas estas ganas de amarte siempre.

Estaré ahí, para ti

Comentarios1

  • Negrabella

    T e he amado con todo mi ser, mis ganas, mis fuerzas, te he amado a pesar de tenerte tan poco.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.