CARMEN QUINTEIRO

AHORA NO ES EL MOMENTO

 

 

 

 

 

Ahora no es el momento,

vete, haz como yo.

 

Estamos rotos,

no es hora de ponerse a contar pedazos.

Aprieta fuerte el lado izquierdo y sal de aquí. Dejé la puerta entreabierta.

 

Te vas a mirar las heridas mientras te alejas, lo sé. Yo también lo hice.

 

Pero si nos queríamos.

Pero si yo me sentía plena y tú saltabas hogueras.

Pero si llevaba escrito nuestros nombres.

 

Continúa hacia delante,

ahora no es el momento,

llegará el frío si te detienes

y los recuerdos no arden; solo queman.

 

Huye,

sigue la coordenada que no duela

-esa es la buena-

y no te detengas en los portales;

la miseria siempre tiene en ellos

huecos y alquiler.

 

Vete, 

huye

y escúchame amor mío: no te detengas, ahora no es el momento.

No te detengas. No hagas como yo.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.