Diaz Valero Alejandro José

Luciérnagas

 

Su luz encantadora

era chispa,

su brillo incandescente,

¡Misterio!

Y su vuelo grácil

es  recuerdo vivo

del niño que llevo.

Farolitos de patios,

estrellitas aladas,

hermosos juguetes

de aquellos años.

--------------

Autor: Alejandro J. Díaz Valero

Maracaibo, Venezuela.

 

Comentarios4

  • Beatriz Blanca

    Qué emocionantes recuerdos, hoy por aquí ya no las vemos y me da mucha tristeza. La contaminación del ambiente se las llevó.
    Un saludo luminoso amigo. Bea.

    • Diaz Valero Alejandro José

      Estamos iguales amiga mía, tengo más de 40 años sin ver una de ellas- Saludos.

    • claudia07

      hermosas letras , nostalgias de un pasado hermoso donde se encontrabas esa luz en el camino

      • Diaz Valero Alejandro José

        Pues sí amiga Claudia, dichoso nosotros que pudimos disfrutar de su vuelo iluminado. En estos versos sin mérica ni rima pude recrear tan hermosa vivencia. Un abrazo.

      • AZULNOCHE

        Precioso!!

      • Veronica Calvo

        Pura delicadeza y ternura.
        Me encantan las luciérnagas; tienen magia, como este recuerdo de infancia.

        Saludos.

        • Diaz Valero Alejandro José

          Así es Verónica, magia que perdura en las almas de quienes las vimos volar repartiendo destellos luminosos. Saludos para ti también.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.