146Marcel Torres

EL LOBO Y LA BLANCA LUNA

Dia soleado, tardes gris, noche oscura

Un degrade de sensaciones, tu en mi mente

Lejos tanto o más de lo que yo quisiera

El día se enfría con el paso de los minutos

 

Mi necesidad de ti aumenta agonicamente

El crepúsculo es cómplice de la pasión 

Que me consume a cuenta gotas 

Empiezas a despuntar tras el gris de las nubes 

Mi cuerpo te grita sin poderlo apasiguar

 

De lo más profundo de mi ser

Un aullido rompe el silencio desmoronandolo 

Mi aliento tibio busca tu boca

De manera desaforada e insesante

 

Tu entre las nubes sigues oculatandote

Pero tu brillo perlado resplandece el firmamento

Sabes que el sol no se oculta con un dedo

Que puede hacer ....con tanta belleza

 

La pasión corre como un río turbio en mis venas

Mis ojos se llenan con tu esplendor 

Mi cuerpo te necesita y tu 

A un millón de años luz

 

Por eso cada vez que apareces en el firmamento

Te llamaré incansablemente 

Tal vez algún día este lobo

Pueda danzar el vals de Ameli con la luna

Comentarios3

  • LAYA MIR MAR

    La luna, sabe que su lobo la mira y la desea, espera... nunca se sabe, puede que el sueño del lobo se pueda hacer realidad... o quizá ya? Un saludo.
    LAYA MIR MAR

    • 146Marcel Torres

      Tal vez el lobo pretenda tocar la luna tan siquiera con su aliento.
      Mil gracias

    • 146Marcel Torres

      La luna y su inagotable belleza siempre serán la perdición de este lobo apasionado.

      Mil gracias

    • 146Marcel Torres

      La luna y su inagotable belleza siempre serán la perdición de este lobo apasionado.

      Mil gracias



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.