john morales arriola

¡Pálidas renunciaciones!

¡Amor! ¡Oye!..llegó la despedida,
como cuando por la perenne tarde
se va el sol, se hizo ya de noche y arde
cual presuntuosa combustión tu herida.

Ya no estarán tus noches de bohemia;
y al verme Gris, platónico de amor
como aquel nibelungo pecador...
será mi corazón una blasfemia.

¡Y lloraré al mirarme de ti ajeno,
entonces el eburno de tu seno
florecerá de tiempo en mi jardín!

Hoy suenan tristes pálidas canciones,
yertos ópalos en renunciaciones
lamen la horrenda lágrima de Odín.

Derechos reservados de autor
David John Morales Arriola

Comentarios11

  • Plinio López

    Es siempre grato tener uno de tus poemas presentes, en especial estos sonetos...en los que das ese tono GRIS al lamento de la despedida.
    Muy buen soneto John...está de más decirlo.
    Saludos, mi hermano
    PL

  • rosamaritza

    Sublime poema que envuelve todo a través de la magia de Odìn, cariños mi querido y gran poeta John
    rosamary

  • Fabio Robles

    Muy bonito poema mi amigo, lágrimas de despedida, pálidas renunciaciones ¿serán pálidas? , bueno mi saludo poeta

  • Maria Hodunok.

    Mi querido John, tus renunciaciones si que son fuertes lamentos, ya que hasta Odín llora.
    Monumental, siempre mi admiración.
    Y mi cariño.!!!!

  • Beatriz Blanca

    Genial poema de renuncia a pesar del cálido sentir. Saludos

  • Isis M

    Jhonsito... palidecí,
    sentí que ya no más Gris
    y que de pronto se derrama
    una poesía que reclama
    renunciaciones... palidecí

    Hermosa entrega, limpia y muy sentida.
    Besitos, pequeño. Linda noche para ti.

  • maria1314

    Encantadores versos estimado poeta.

  • David Arthur

    ......Ya no estarán tus noches de bohemia;
    y al verme Gris, platónico de amor
    como aquel nibelungo pecador...
    será mi corazón una blasfemia....gran poema John.

    Saludos amigo,
    David

  • alejandro guardiola

    Triste poema recordando a la amada en la soledad del alma, saludos

  • María Isiszkt

    Un triste lamento las despedidas son dolor intenso.
    Un saludo cordial poeta de mi alma admirada.

  • Hugo Emilio Ocanto

    Bello y excelente soneto de amor, poeta.
    Mi saludo, mi amistad.
    Hugo Emilio.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.