emiliodom

EL VINO, DON PRECIADO

  El vino, elemento líquido, procedente de la legendaria vid, viene a ser, una materia carnal del recuerdo. Un buen caldo, actúa como inicio de una mesa bien dispuesta. Estimula los sentidos, si se bebe con mesura. Suele ser, un buen pretexto, para la existencia de una buena convivencia en una mesa exquisita. En realidad, un buen vino, es comparable al mejor adorno que podamos tener o lucir en nuestras manos. Desempeña el papel de anfitrión en toda mesa bien amenizada... Saber comer, es exponente de una buena educación, saber beber con prudencia, es una manifestación, que denota estar en posesión de un gusto refinado.

Comentarios2

  • María B Núñez

    Y saber leer la buena poesía es alimento para el alma.
    Te dejo un abrazo...

    • emiliodom

      Que razón tienes ambos sabemos de la existencia de varios alimentos.
      Un saludo María

    • Enrique del Nilo

      Gusto refinado podré presumir
      luego de venir y compartir
      este exquisito tema...
      ¡otra copa por favor!
      para continuar la faena
      y sofocar el calor

      Para nobles y exigentes paladares
      una copa de buena caba
      y vuestro poema

      • emiliodom

        Gracias por tu comentario. Siempre se agradece un buen trago en momentos especiales.
        Un saludo



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.