argantonio

La única guerra válida

Prefiero ser conquistado

mejor que conquistador

en las cosas del amor

quiero ser el enamorado

 

Amo a casi todas las mujeres

entregar es el verbo que mejor conocen

que me den lo que quieran y conmigo se rocen

no habría vida sin estos seres

 

Tu pelo como velo misterioso

encierra la dulce mirada

de un alma en apasionado reposo

 

Tus pechos son dulce promesa

maná que alimenta

fruto tan sabroso como la fresa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.