Maximorosario

SEÑORA.


Dulce ángel de mi vida y mi pesar,
Tengo a bien expresarle este mi enojo 
Pues sabe como me cuesta manejar la soledad 
Y usted cada vez que quiere me deja solo. 
Querida señora "yo que se"
o debo llamarle señora ingratitud, 
un día de estos yo me olvidaré de usted 
Aunque ya perdí con usted mi juventud. 
¡Ay de mi señora si la pierdo! 
Con lo cobarde que soy cuando no esta
Y me duele confesar mis sentimientos 
Porque para usted siempre es mentira mi verdad. 
Mi inestable afán, "su majestad"
He aprendido a vivir siendo hedonista
Ya que siento que la trama de mi vida es inmoral 
De la cual nisiquiera soy protagonista. 
Difiero con su pensar cuando me dice,
Que no merece mi almohada su cuerpo, 
Que en su paisaje perfecto sólo añado nubes grises
Que lamenta cada beso, cada abrazó, cada encuentro. 
Haga de cuenta señora que fue otro rato de hotel,
Vista su cuerpo perfecto y regrese con su dueño,
Yo me quedo en esta cama esperando a que usted, 
Regrese en cualquier momento por un poco más de sexo.
 
MC.
 

 

Comentarios2

  • Evandro Valladares

    Me suena a 40 y 20. Tu vida es tuya . Pero a los viejos, a veces inoportunos, siempre nos motiva un consejo. Cuidate. Te adivino joven y valioso por tus letras. DISCULPAS por mi intuicion que puede estar errada. Te felicito por tus letras. Un abrazo.

  • Maximorosario

    Jajaja gracias hermano, siempre es bien recibido un buen consejo. Un placer para mi.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.