Enrique Tamayo Borrás

Historia de una vieja estación

 

 

¡Antigua estación! Eres silencio
fuiste noche en el tiempo
Allí estabas sola mi amor...
esperando el tren del silencio
en aquel andén, contemplando
el viejo reloj del recuerdo
arreciaba el frío, con él
su recuerdo, proyectos y sueños.
El tiempo perdido...
formaba parte de sus lamentos
en la noche oscura vio una sombra
a lo lejos, era y fue su deseo.

.
¡Antigua estación! ¡Qué silencio
que noche, que tiempo!
Por la vía a lo lejos, una luz
El tren, rápido se acercaba
ella alegre se levantó, pero el
tren como un tornado pasó.
¡No era tu tren mi amor!
Era el rápido ¡No esperes mi amor!
Estoy dormido mi vida
en otro tren, en otra vía... si amor
abrígate por favor, ella un cigarrillo
encendió... y esperó.

.
Que silencio antigua estación...
¡No me esperes por favor!
Ella y la fría noche le acompañó
en su banco se sentó
Un matrimonio se acercó
¿Qué le ocurre señorita? preguntó
Estoy esperando al tren
al de las dos, el que siempre pasa
el que siempre pasó
Estoy esperando a mi amor
¡Si ! Al que siempre me quiso
al que siempre espero...
en esta solitaria y oscura estación.

.
Otro tren se acercó, eran las dos,
la gente se apeó... el ¡No!
Te lo dije mi amor, no me esperes
por favor, mi tren no llegó
en "vía muerta" se quedó
ya hace tiempo de eso, mi amor.
Ella se obstinaba, la madrugada
se acercaba y él no llegaba
fue tan grande nuestro amor
que nunca lo aceptó... esperó
y esperó, todas las noches
en la vieja, oscura, y fría estación.

*

.

POEMAS TARDIOS - ESTROFAS PERDIDAS
Enrique Tamayo Borrás
más en: © www.poemastardios.com
Registro de propiedad intelectual.
© 2017 Safe Creative.

1º Premio del Concurso
de relatos breves y poesía:
Celebrando los 1000 amigos
de "Con la Pluma y la Palabra"
Concedido por Graciela Scherman
y Julio Rodriguez Martino:
Autores de:
(Más allá del último latido)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.