Raul Gonzaga

Ofrezco alma y corazón

 

Soy eterno caminante,
Nunca sigo otro camino;
Sólo acepto mi destino,
Como un inconsciente amante;

Yo me entrego palpitante,
Nunca esquivo aquel espino;
Si han de terminar mi sino,
Todo doy por ese instante;

Amo el contraste barroco,
Claroscuro del color;
No me importa ser un loco,

Si la causa es el amor;
Cuando yo a una puerta toco
Ofrezco alma y corazón…

 

Comentarios1

  • Raul Gonzaga

    Que en la vida se sufre, lo acepto; que atrás de todo amor hay una gran amargura, también; pero que sin amor no vale la pena vivir, es una plena realidad...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.