Antonio Coyopol

Reglas De Un Enamorado

Espera, Espera ojos,

No te enamores a primera vista,

Que en la noche puede que ya no exista.

 

Espera, Espera labios,

No beses sus atractivos labios,

Que en la noche puede que sepan a tragos amargos.

 

Espera, Espera manos,

No enrolles tus dedos en sus manos,

Que en la noche puede que sostengas unos tragos.

 

 

Espera, Espera dedos,

No acaricies su pelo,

Que en la noche puede que llores acariciando terciopelo.

 

Espera, Espera nariz,

No te enamores de su perfume,

Que en la noche puede que con ella se esfume.

 

Espera, Espera oídos,

No te hipnotizes con su voz,

Que en la noche puede que se convierta en un son.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.