ALVARO J. MARQUEZ

CUANDO OLVIDAMOS...

“Ofender, maltratar, maldecir,/ es de humanos, sí lo es;/ mejoremos y empecemos a sentir/ y no lo dejemos para después”.

 

Cuando olvidamos que somos humanos
y procedemos cual animales por instinto,
percibimos que en realidad ya son vanos
los intentos por hacer un mundo distinto.

 

No existen las sonrisas ni un gesto amable,
no hay nada que de pronto nos conmueva;
sólo se busca una víctima, algún culpable,
parece que la bondad el viento se la lleva.

 

Cuando no recordamos que el amor existe
y dejamos que un vacío en el alma crezca,
nos parece entonces que la vida es triste,
aunque a todos muy divertida les parezca.

 

Cuando olvidamos que podemos perdonar
y el odio se nos vuelve tormenta sin calma,
consideramos incluso que la palabra “amar”
no tiene cabida en ningún lugar del alma.

 

Cuando no existe ya ningún nexo que valga
y pueden los insultos con más fluidez salir,
dejamos que del corazón tanto rencor salga
hasta que sea lo único que se puede sentir.

 

Cuando nos olvidamos de qué es un abrazo
y tender la mano como que mucho nos pesa,
somos hasta incapaces de dar el primer paso
para aliviar en otros la congoja… la tristeza.

 

Cuando olvidamos que sí podemos mirarnos
y preferimos la indiferencia que nos divide,
no entendemos que no podremos quejarnos
de que Dios de perdonar, también se olvide.

 

Original de Álvaro Márquez
Caracas, Venezuela
Derechos reservados
Libro: http://goo.gl/YYLd72
Correo: poreros@gmail.com
Twitter: @poreros
Imagen: de Google

Comentarios4

  • claudia07

    Cuando no recordamos que el amor existe
    y dejamos que un vacío en el alma crezca,
    nos parece entonces que la vida es triste,
    aunque a todos muy divertida les parezca.


    aplausos maestro

  • alicia perez hernandez

    Sabes, Dios siempre nos perdona, pero nosotros no, somos indolentes con los demás, nos gusta echar sal a la llaga, que le arda, que le duela, somos indolentes ante el dolor de otro, y si queremos vengarnos de alguien, con no perdonar , creemos que lo estamos castigando, pero los castigados somos nosotros, nos llenamos de ira, amargura y dolor, CUANDO OLVIDAMOS.... que el AMOR NOS HACE MEJORES PERSONAS, que no somos nadie para no perdonar, si Dios, nos perdona todos nuestros pecados los días, de muchas cosas nos olvidamos, hasta de ser felices y echamos la culpa a los demás, mi poeta Álvaro Marquez, tremendos versos para reflexionar, besossssss muchos, un poema que sin duda tiene tu sello muy personal

  • Ixel

    Muy bueno. Saludos

  • David Arthur

    Muy bien plasmado Álvaro tu poema de una verdad muy cierta.

    Un abrazo amigo,
    David



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.