Mi vida en versos

Amaneceres

  • Amados son los amaneceres benditos

Aquellos que llegan en el momento preciso

Cuando la noche se hacía eterna

Cuando el vacío nos abrazaba

Cuando parecía que el llanto ya no nos alcanzaba

Nuestra esperanza se había muerto

Se había reducido a nada

De nosotros solo quedaba el recuerdo

Nuestros sueños y nuestros miedos

Merodeaban nuestros fantasmas

De momento llegó

Apareció de la nada

Placeres efímeros

Que llegaron con la madrugada

Y despertaron algo en mi

Son dias como estos en que los amaneceres amados

Van apareciendo como comienzos ilustrados

Dichosa soy yo por tener esta suerte

Y con mis sentidos poco a poco voy entendiendo

Que existe belleza hasta en la misma muerte



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.