mandragora

TE QUIERO PARA MÍ...

No pretendo sonar egoísta, pero te quiero para mí,

Quiero tus besos que derriten mis temores,

Quiero tus versos que enamoran mis ilusiones,

Quiero tus caricias que traspasan mi orgullo,

Quiero tus susurros que extasían mi ser.

No quiero sonar egoísta, pero te quiero para mí,

Quiero verme reflejado en tus ojos,

Quiero cada día amanecer contigo,

Quiero que todos tus suspiros sean por mí,

Quiero que en tus sueños me puedas ver.

No quiero sonar egoísta, pero te quiero para mí,

Quiero sentir tus latidos enamorados,

Quiero ser el guardián de tus lágrimas,

Quiero embriagarme con tu presencia,

Quiero ser la melodía de tus días felices.

No quiero sonar egoísta, pero te quiero para mí,

Quiero dormir en tu regazo,

Quiero aspirar tu encanto,

Quiero adueñarme de piel,

Quiero amarte hasta que duela.

No quiero sonar egoísta, pero te quiero para mí.

(D.C)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.