Likotoana

Castigo de un poeta

Podría escribir cualquier cosa, desde versos tristes hasta un poema hermoso,

Podría escribir acerca de un cascanueces, un árbol, un dragón,

Un castillo, un lago, un martillo,

Puede tratarse de una pluma, o de un amor.

Puedo escribir lo que quiera,

¡Dios me libre de mi libertad!

He pasado toda mi vida amarrada,

Y hoy suelta…

No tengo idea de hacia dónde volar.

Llevo mi vida esperando esta etapa,

El de amigos y fiestas, el de música y libros,

El de palabras y poetas,

El de increíbles momentos…

Qué pena que nadie me advirtió,

¡Oh, pobre de mí!

Que una vez el cerrojo abierto…

Uno no sabe hacia dónde ir.

Sí, supuse que sería épico,

Que estos años estarían llenos hasta el tope de sorpresas…

Sorpresas alegres, claro está.

¿Será que no he vivido suficiente, o mi vida no está destinada a ser así, quizá?

Tal vez fui creada para sufrir,

Para plasmar en palabras lo que otros no saben expresar,

Engendrada para escribir como una vaca para lactar,

Transformarme en letras en las que alguien más se pueda identificar.

Pobre de aquel que nació con el don de la palabra,

Tiene tanto una virtud como un castigo,

Pues puede ser feliz y escribir sobre eso…

O de la misma manera, recordar una y otra vez lo que ha sufrido.

Sé que mientras más simple mejor,

Pero esto es una adicción,

Una vez que empiezas no puedes parar…

Y llenas hasta el último espacio del renglón.

Sientes que te estiras, que te llenas, que te estrujas,

Frases brotan de tus dedos como por arte de magia,

Sin apenas consultar al alma,

Si es que quiere ver esas experiencias en una página.

Mente, mente, mente.
Se supone que eres la encargada de la información,

No haces bien tu trabajo,

Te ves opacada por el corazón.

Y dale, dale, ¿Cuánto se supone que dure?

El mayor castigo de un escritor es no saber cuándo parar…

Oh la lá, oh la lá,

Cualquiera me calificaría de loco, si me viese atacando el teclado sin piedad.

Y ya, con el último suspiro,

Trato de darle fin a esta composición,

A la que el artista, sin música…

Da forma escuchando el latido del corazón.

Comentarios3

  • Gerard Rute

    Me encanto 💙

  • Ludvaldo

    Me ha gustado. Un saludo.

  • Fantasma Enamorado

    ¡Fuerte aclamación!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.