Filipochka

Los haré morirse de amor de nuevo.

Mi primera no, mejor digamos mi última

No no mejor digamos la única.

Mujer que retadora me sobre vuela de cerca.

 

Dónde te pille haré sentir celos hasta

a los amantes sin vida.

Los haré morirse de amor de nuevo.

 

Juntos iremos a dar al rincón más reservado,

donde tus brazos enredan mi cuello,

Y mis manos se prenden a tus costillas.

Los testigos nos rogarán por saber,

nuestro secreto para permanecer.

 

 

Amor platónico y dolor letal,

eres lanza que se ensarta más y más.

¿Se trata del cielo o el infierno?

¡Mi lazo rojo en San Antonio!

¡Se trata de un amor vivo y real!

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.