MARIAJ MARRODAN

UNA ESTACIÓN ABIERTA AL MEDIODIA

        a Fina Gironés

 

 No saben, no pueden saber
que la vida es un tren de ausencias silenciosas

y una explosión de júbilo aburrido

donde una madre

siempre es una estación abierta al mediodía,

un cobijo en tiempos de exilio,

un abrigo, un cielo, el territorio

donde encontrar un punto de cordura,

un espejo de breve identidad.



No saben, no pueden saber

que una madre no duerme de noche ni de día,

mientras cierra sus ojos y simula

que le llega el descanso  merecido

e hila futuros con  remiendos de pasados

y escribe las  recetas 
 para un día de lluvia o una decepción.

Desconocen, aún,

que es un zafio tiovivo la existencia;

el raciocinio una galaxia;

un universo la emoción;

un paraíso la ternura, 
y de todo ello nada se parecerá a su amor.


     No saben, aún.
    No pueden saberlo.



Del poemario POR UN SUTIL INSTANTE. Ediciones del 4 de Agosto,2009



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.