clata robayo

Luces y deduces

Se luce el cuerpo,

Un bello rostro

una piel suave, un cabello sedoso;

Igual se luce.

 

 

Se luce un bien, un servicio.

Una enorme villa

con su imponente casa;

Exacto se vuelve a lucir.

 

Se luce el cariño

La tristeza con su esqueleto en lágrimas

Labios densos lucen la pasión,

igual se luce.

 

Pero si a pesar de todo;

sigues luciendo

tu bello rostro,

con la piel suave, el cabello sedoso,

enjaulada en una pobre villa,

y con un cariño fingido

entonces no deduzcas nada.

 

escrito original clata

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.