Inexistente

A la humanidad de la puerta.

Abres, giras !Y te veo cansada!
a ti arcana puerta, que al verte abierta,
percibo en tu alma, en tu madera yerta
que hoy parecieras, puerta amodorrada.

Yo cuando traspaso en tu umbral dispuesto
detrás del linde, coto; adentro, afuera,
al abrirte es, como si aquello fuera
de ti un humano, un bondadoso gesto,

invitación, para alojarse adentro.
En dominios de tu espacial morada,
qué amparo siento, cuando está cerrada
tu fiel pestaña, y lo demás es resto.

Cuánto es tu aguante y sí que sé bien esto,
cuánta la ira quedada en un portazo,
cuántas lanzadas sin opción, ni caso
ante un violento o soberbial momento.

 

Comentarios3

  • Ross4

    Ay que fino! Me encanta cuando se le escribe a cualquier recurso de los que nos rodea, y si sale con rima y metáforas interesantes, más aún!

    Tambien le he escrito a la puerta, sabes, pobrecita vale!

    "Y esa tonta puerta
    Que marchar te permite
    Y mis días vuelven
    a tornarse grises"

    Bye,
    Ross

    • Inexistente

      Saludos Ross4. Bueno tu fragmento...esa puerta quizá confidente, excusa, rémora... o algo así silente. Una estrella para ti.

    • Alexandra L.

      Puede darnos privacidad, protección, vergüenza, entre otras, depende del lado que estemos. Placer disfrutar tus letras. Feliz dia de la poesia, Poeta.

      Feliz tarde, Alex.

      • Inexistente

        Claro...de eso depende. Gracias por dejarme tu comentario. Que seas feliz tú también.

      • María Isiszkt

        Ay las puertas a veces abiertas, otras muy cerradas a cal y canto, original poesía, me encantó
        Un abrazo

        • Inexistente

          Tienes razón Isiszkt, aprecio tu comentario. Abrazo recíproco.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.