Fernando Javier Gamero Oviedo

Nunca digas adiós

Nunca digas adiós

 

Diario de una ilusión

Día 1

 

Para ti fue un adiós,

para mí sólo será, un hasta luego.

Rechazaste este amor, que es de los dos,

solo por llenar tu ego.

 

No comprendes mi vida,

no has pasado, por lo que yo he sufrido,

el refugiarme en ti, fue mi salida,

tú me encontraste herido.

 

Ahora todo es tristeza,

me juzgaste sin certeza,

¿Ahora qué hago?

Todo esto fue una ilusión,

triste como esta canción.

 

¿Dónde están tus caricias?

Porqué tú huyes con ellas de mi lado,

porqué te las escondes y me envicias,

si estaba acostumbrado.

 

Dame aquella esperanza,

de quizás mañana, volverte a ver.

Mi alma te busca, pero no descansa

y así puedas volver.

 

 

Fher

 

(Todos los derechos reservados por el autor)

 

Comentarios1

  • giselita cheny

    muy bonito tus escritos me encanta, .........y después cual sigue día 2?










    ......



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.