Melany Devia

Soneto XI

jugué al azar, confié en mis cartas
amor cual póquer, juego adictivo,
más probable el pierde que el gana,
y perder en él se volvió mi vicio

Con una escalera me fui all-in,
y mi corazón hoy lo he perdido,
apostar todo al sentimiento ruín
me ha dejado sólo el hastío.

Lección para el juego y la vida,
importante no pensar: "¡He vencido!"
pues el ego engaña y lastima.

¡Qué triste es el saberse rendido
después de la ilusión repentina!
¡Qué lento y qué duro el olvido!

Comentarios1

  • Augusto Cuerva

    impresionante,,me has dejado sin palabras,,,que buena filosofia para tu edad,,sigue asi...saludos cariñosos

    • Melany Devia

      Muchas gracias.
      ¡Un abrazo!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.