Wellington Rigortmortiz

* Inocencia Perdida (tu esencia mancillada)

Lienzos vacíos en el olvido,

así tu piel

en la inmensidad del silencio,

sin color y forma

marchitaba su juventud,

una inocencia robada,

una pureza profanada,

una dulzura dilapidada,

así, la asquerosa miseria

de un sociópata

con espíritu y alma sucia,

devorador de almas, de cuerpos,

arrebataba de tu vida,

de mis manos, liquido manantial,

ese candor infantil

que se confunde

entre los juegos,

todos llenos de fantasía

y alegrías jamás explicables,

así te era robada la vida

mientras yo en la oscura soledad

en lejanos horizontes

permanecía orando, llorando

y sangrando por ti,

por tu ausencia, por tu espera;

…también fui ultrajado,

los recuerdos

permanecen frescos en el aire

aun cuando su aroma es añejo,

se estremece mi ser,

en delirios de esquizofrenia.

la indignación en el tiempo

cubre el dolor

sobre la conciencia despierta,

almas ingenuas llenas amor,

almas incorruptas

presa fácil de toda perversidad,

en la vida se lleva atada esa ancla

de un pasado en el que

lo robado jamás será devuelto,

jamás será recuperado,

lágrimas de cruel lamento

tiernamente caen

sobre la vergüenza que se calla,

y sentirse sucio es la consigna,

…solo el verdadero amor

reconstruye, regenera,

libera de la vergüenza,

destroza las cadenas

de esa monstruosa

y pesada ancla,

…tanto se ha perdido

por un poco de experiencia

que quizás no se pueda utilizar,

pecados de inocencia,

pecados obligados a cometer

cuando en las manos, solo,

se tenía un corazón

lleno de mucha fe

y amor desbordante, amor,

ese bello espejismo

que por primera vez

jugueteaba con el alma,

en los seres equivocados

es una poderosa arma

que seduce, que incita

a dejar a un lado todo cuanto

de bondad se conoce, el pudor,

el respeto hacia la propia alma,

al propio cuerpo, a los sentimientos;

cuanto tiempo habrá de transcurrir

para que llegue la sanación total?,

el ángel restaurador que con su mano

de verdad y dulzura, acepte

la verdad oculta detrás de mí,

lo que callo amargamente,

lo que deseo me escuche

para liberarme,

para que estas espinas

dejen de coronar mi frente?,

…sueño con poseer alas nuevas,

que mi cuerpo no sea visto

como un objeto de bajas pasiones,

sino como parte del diseño natural,

el arte inexplicable

que solo se puede apreciar,

poder nuevamente entre mis manos

ofrendar mi corazón renovado,

con cicatrices que jamás

se abrirán en cada latido,

que la madures de mi alma

y sentimientos sean apreciados

como parte de la sabiduría,

amadas y saciadas cuando se cubran

con el manto del alma,

sentir besos tiernos en la piel

y no jadeos bestiales

con saliva putrefacta,

sentir cálidas caricias

y no salvajes sometimientos

que deshonran, que lastiman,

sentir la belleza de la pasión,

no asquerosas aberraciones

disfrazadas de sensualidad;

…lienzos vacíos en el olvido,

así tu piel

en la inmensidad del silencio,

sin color y forma

marchitaron su juventud,

yo también fui ultrajado,

inocencia robada,

pureza profanada,

dulzura dilapidada,

los recuerdos

permanecen frescos en el aire

aun cuando su aroma es añejo,

se estremece mi ser,

en la vida se lleva atada esa ancla

de un pasado en el que

lo robado jamás será devuelto,

jamás será recuperado

cuando en las manos, solo,

se tenía un corazón

lleno de mucha fe

y amor desbordante, amor,

ese bello espejismo

que por primera vez

jugueteaba con el alma,

sueño con poseer alas nuevas,

…alas nuevas,

solo el verdadero amor

reconstruye, regenera,

libera de la vergüenza,

destroza sus pesadas cadenas,

cuanto tiempo habrá de transcurrir

para que llegue el ángel restaurador

que con su mano

de verdad y dulzura, acepte

la verdad oculta detrás de mí,

lo que callo amargamente,

lo que deseo me escuche

para liberarme.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.