Humberto Velasquez

Cae la noche

Cae la noche y caí con ella,

pudiera ser estrepitoso,

liso, y con debida gravedad,

pero elegí caer como lluvia,

y resbalar de norte a sur sobre tu eje central.

 

Cae la noche y con ella mis ojos,

viendo sobre mí descanso,

tu rostro que fallece,

tus ojos caídos de otoño,

dando un último suspiro de día.

Cae mi noche y luce anticuada sobre otras,

y fueron muchas, las tantas noches, que cuelgan,

y otras que se esparcen por océanos.

 

Cae mi noche, al fin y al cabo, ya era tarde,

había acabado el día para desarrugar mis manías,

al fin y al cabo,

tuve la hazaña de caer como hoja de otoño,

tuve la gallardía de acabar improvisando

y postular mis mejillas sobre tu pecho,

de saber que me antoja caer mis ojos bohemios,

sin apretar una salida más del sol.

 

Humberto Velasquez Jiménez

16/Marzo.2017

11:37 p.m



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.