Julián Valdés Vásquez

Poema al anochecer

Las calles,

las luces,

el frío.

Tu imagen en la noche

sin ningún atavío,

camuflada entre las estrellas

provocando mis desvaríos.

La soledad y los ríos,

los sábados y domingos,

los besos de madrugada,

el alba contorneando

el cuerpo tuyo asido al mío,

escuchando mi alma enamorada.

Las sábanas,

las mañanas,

las horas, los días

y las semanas,

el sentimiento fortuito,

el sol pegado a la ventana;

me pregunto si me amas.

Las sonrisas,

las carcajadas,

mis labios sobre tus dientes,

tu pecho sobre mi almohada,

asomándose la noche,

aflorándose la luna,

apagando valles y lagunas,

me abrazas en la penumbra;

sólo el cielo nos alumbra,

confesamos este amor

que nuestras almas desenfundan,

y estremecido,

caigo dormido

con la dicha de intuir

que te he conocido,

que yaces hoy conmigo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.