Daniel De Jesus Perez Garcia

IMPRECISIÓN


A veces una ola se vuelve
Roca cuando en el aire la roza
El sol. A veces ese movimiento estremece la órbita
De mi ser y me vuelvo
Una gota en el recuerdo.
A veces el túnel del tiempo
Dispara una armonía que la lluvia traduce en nostalgia.
A veces una sombra equivale a nuestra casa
O simplemente es el extraño vacío del corazón.
Los puentes, como cualquier ideal,
Necesitan de dos extremos: quien los cree y quien los crea.
Por eso los sueños, a pesar de ser psicosis,
Nos fascinan continuamente.
A veces el miedo al vacío
Es la misma hoja desprendiéndose. Como huracán o remolino
En la punta de los dedos. Como el reflejo de la luz
En las pupilas
Que construye el espacio curvo de la incertidumbre.
A veces no sé lo que siento,
Ni sé donde dejé mi cuerpo o mi alma.
A veces huyo de mí mismo
Y busco el mar y el infierno. Quisiera volverme esa ola que
En un principio no existía, pero que por capricho aparece y desaparece.
No quisiera sentir ni existir,
Ni saber ni decir. Ser una espuma del cielo
Y desprenderme en muchas cosas.
A veces, sólo a veces, mientras se dibuja el rojo en el espacio,
Me acuerdo de ti y tu mirada;
Pero ocurre a veces y luego nada.

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Muy gratificante para la lectura tu hermoso poema estimado amigo

  • Inexistente

    Imprecisión "....Pero ocurre a veces y luego nada." Bonito cierre. Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.