darwin santillan

VIRULENTO DELIRIO

Los paquidermos chafan mis rosas

JEAN D’ AGREVE

 

Hoy la muerte se deleita

                                          Bebiendo en mi alcoba

Sorbo tras sorbo

                             De una añejada inquietud

Mi frente se reseca del húmedo reposo

Se mofan las penumbras

                                                Su voz chafa mi voz

Mejor es destruir vestigios de nostalgias

Efigie de la nada

Oxidada intimidad

Si el alma se fragmenta

                                          en gélidos recuerdos

Por un escalofrío

Que astilla mi otra piel

Lidiar, intimar, perecer   ¡bah!

                                                      ¡Una vez!………

La fiebre de esta sátira

                                         Entibian mil ausencias

Hoy la sangre se diluye

Por amadas idioteces

Ayer  se cuajaba la risa

                                           Por vestirse de poder

La muerte se emborracha

                                          Aferrada a mis cobijas

La verdad no nos hizo libre

                                              La mentira nos cautivó

                    

                                                                                  D M Santillán 

 

 

Comentarios1

  • Alberto Escobar

    Bella muerte tuviste amigo. Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.