Eber R. Guerrero

Tan sólo a ti...

Yo sólo te amo a ti,
a ti y a tu luna creciente,
pues ese parpadeo tuyo
toma alas y emigra hacia mis ojos.


De marfil son tus ataduras
y éste corazón se encadena...
porque cuando está solo a ti te ama
y tan sólo a ti, tan sólo... a ti.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.