Ludvaldo

ACUSACIÓN INJUSTA (SONETO)

-Reciente es el recuerdo de mis manos

grabado de tu piel en los satenes,

las huellas de mis ósculos aún tienes

marcadas en tus labios sobrehumanos,

 

¿y aceptas ya los torpes parabienes

de estúpidos homúnculos villanos

que en sórdidos prostíbulos ufanos

propalan que a su lado los retienes?

 

-¿Y tú, que bien conoces mis virtudes,

das crédito a los falsos chascarrillos

e infames de esos fatuos, de esos pillos

 

a los que, injusto, en tu alegato aludes?

¡Es tuyo, por creerles, el oprobio!

¡Fui sabia al rechazarte como novio! 

 

Osvaldo de Luis

Comentarios1

  • Evandro Valladares

    Soy un fanático de los sonetos y tu justificas mi fanatismo. Felicidades.

    • Ludvaldo

      Muchas gracias, Evandro. Eres muy amable. Un cordial saludo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.